Mis profesiones

Una de mis grandes pasiones e inquietudes es la persecución del saber. La lectura empezó siendo un pasatiempos que terminó convirtiéndose en una necesidad. Así, decidí leer para aprender, en busca siempre de la verdad, el conocimiento y la justicia. Y esa fue la decisión que me llevó a querer pasar gran parte de mi vida en la Universidad.

Me di cuenta de que cuanto más estudiaba menos sabía de las cosas. Así, recordaba a Sócrates, posiblemente el hombre más sabio de la antigua Grecia y al que se le atribuye la frase “solo sé que no sé nada“. Hoy, sigo pensando que, cuanto más estudio, menos sé de las cosas. No obstante, ironías socráticas a parte, quiero pensar que acumular conocimientos no sirve de nada si no somos capaces de generar conocimientos más sólidos a partir de los adquiridos y éste es el ejercicio al que dedico parte de mi estudio.

De este modo, cuento con cuatro títulos universitarios, cuatro profesiones que ejerzo con dignidad y orgullo pero, sobre todo, legalmente.